Desde la llegada del coronavirus al mundo, las mascarillas se han convertido en la principal necesidad de las personas en el mundo para garantizar su salud y seguridad. A partir de allí han sobresalido un sinfín de modelos y tipos de tapabocas; sin embargo, la mascarilla KN95 sigue liderando la batalla por su efectividad.

¿Cómo son las mascarillas KN95?

Las mascarillas KN95 sobre salen de las otras mascarillas por disponer de un sellado hermético al actuar sobre la piel, lo que bloquea el tránsito de  partículas aire donde vienen los agentes contaminantes que producen el virus.

En ese sentido, la protección fue probada con partículas de 0,3 micras de diámetros. Y aunque al coronavirus se manifiesta en partículas de hasta 0,2 y 0,05 micras, al entrar en formato de gotas respiratoria se condensan en 5 micras, por lo que igualmente es imposible su traspaso por la mascarilla KN95.

A estas mascarillas también se le conocen como respiradores y están completamente aprobadas y autorizadas por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional para su utilización.

¿Por qué recomiendan la mascarilla KN95?

Todo se resume a su porcentaje alto de seguridad, razón por la que es un implemento médico generalmente usado por externos del sector salud. Por ello, la recomendación de su uso está completamente dirigida a estos profesionales que están directamente involucrados con pacientes contagiados por la Covid-19.

¿Qué tan efectivas son?

Este equipo de protección personal fue recreado para impedir el contagio de enfermedades que sean contagiosas, como es el caso del coronavirus. En ese sentido, la protección que garantiza su capacidad de filtrado del aire es de 95%, la más que cualquier otra mascarilla pueda ofrecer.

Pero luego de 3 días de uso constante la mascarilla KN95 suele reducir su capacidad de filtración a un 94,7% por lo que allí será necesaria la sustitución del respirador o realizar un proceso de desinsectación para eliminar las partículas que pudieran estar obstruyendo.

La mascarilla KN95 puede encontrarse en dos presentaciones, como las siguientes:

  • Con válvula

Es aquella mascarilla que facilita la respiración y reduce el calor por la respiración o evaporación del sudor. Sin embargo, dicha mascarilla no protege correctamente ante un paciente infectado.

  • Sin válvula

Es una mascarilla que puede coaccionar un poco la respiración por su hermetismo, pero tiene como finalidad evitar la propagación del contagio y mantener la capacidad de esterilización del entorno.

¿Cómo desinfectar una mascarilla KN95?

Para poder desinfectar una mascarilla KN95 y poder reutilizarla se necesita de calor, por ende existen dos métodos efecticos para lograrlo correctamente:

  • Colocar la mascarilla en un horno a 70 grados por 5 minutos
  • Calentar por 10 minutos la mascarilla al vapor con agua hirviendo

Es importante resaltar que tal proceso de desinfección no debe llevarse a cabo con líquidos como cloro o alcohol, ya que esto dañaría el filtrado de la mascarilla.

Y algo esencial que no debe olvidarse es que el respirador KN95 puede reutilizarse siempre y cuando no presente roturas o desgastes en su estructura.